RAZONES PARA TERMINOLOGÍA ADECUADA

Razones de la apuesta que hacemos en CIFER por una terminología adecuada

De un tiempo a esta parte, sobre todo en la medida en que las estrategias globales aconsejan matizar la terminología, se han venido contraponiendo los conceptos de “planificación familiar natural” (PFN) y educación o “reconocimiento de la fertilidad” (RF). En CIFER hemos optado por aconsejar a las entidades que solicitan nuestro certificado que en sus cursos, programas y actividades utilicen el concepto de “reconocimiento de la fertilidad” frente al de “planificación familiar natural”. Estas son las razones en las que se ampara nuestra decisión:

1. Pensamos que el conocimiento de la propia fertilidad en sí mismo dignifica las personas y que ese conocimiento debe de ser procurado para todos. La fertilidad es un don, no un peligro. Muchos de los que defienden el uso de la terminología de PFN o hablan de métodos naturales para espaciar nacimientos implícitamente asumen que el objetivo del conocimiento es la planificación y que es ello, la planificación o el espaciamiento de nacimientos, lo que justifica el conocimiento, llegando al extremo, a veces, de afirmar que hasta que la finalidad no se hace presente no se debe de buscar el conocimiento. Nosotros creemos que no, que el conocimiento de la propia fertilidad es un derecho de todos y que por tanto deben de adecuarse vehículos para que ese conocimiento llegue a todo el mundo de la manera más adecuada y respetuosa posible con la finalidad trascendente con que hemos sido creados. Por eso preferimos hablar de educación o de “reconocimiento de la fertilidad” y por eso creemos que esa comprensión de cómo funciona el propio cuerpo debe de ser accesible a todos, y no solo a los casados y no solo para planificar el número de hijos.

2. Queremos desligarnos de los que entienden la PFN como un método justificado y aceptado por la Iglesia de control natal frente a otras formas de planificación artificial. A la capacidad de conocer los entresijos de la fertilidad humana no debe suponérsele una intención, llamémosle, “planificadora”. Creemos que los creyentes hacemos un flaco servicio a la Iglesia cuando nos contentamos con ver en los elencos de métodos de planificación familiar que aparecen en los documentos e informes de las agencias internacionales, la separación entre métodos naturales y métodos artificiales. No, no queremos ni para marcar esa sustancial diferencia quedarnos en esa contraposición entre “naturales” y “artificiales”. A lo que aspira la educación de la fertilidad es algo más profundo: enseñar a la gente a conocerse de manera cabal.

3. Yendo más allá, opinamos que la contraposición que se hace entre natural y artificial calificando implicitamente a lo natural de bueno y a lo artificial de malo, no hace justicia de los métodos de reconocimiento de la fertilidad. El uso y difusión de estos métodos no el algo bueno porque sean naturales (ecológicos) sino porque son racionales (humanos).

4. Deseamos desmarcarnos de cierta mentalidad reduccionista que acompaña a veces a los que hablan de la PFN en el sentido que queremos hacer ver que la apuesta por el conocimiento de la fertilidad es también una apuesta por la generosidad a la hora de engendrar y traer hijos al mundo. Creemos que este matiz está mejor procurado con el uso de la terminología del RF que con la de la PFN.

5. Por último, no queremos dejar de mencionar que la PFN es una terminología que también usan y difunden instancias que están en las antípodas de lo que supone la concepción cristiana de lo humano. La IPPF no tiene reparos en incluir en sus programas y campañas la difusión la PFN, y ello ha atraído a no pocos incautos, incluso a personas que se han distinguido en el pasado por hacer una labor pionera en la difusión del conocimiento de la fertilidad desde una antropología adecuada (caso de algunos centros divulgadores de los métodos naturales que en su día fueron pioneros y tuvieron inspiración cristiana).

Por estas razones nuestra postura es la de aconsejar utilizar educación o “reconocimiento de la fertilidad” en lugar de “planificación familiar natural”, y hablar de “métodos de reconocimiento de la fertilidad” en lugar de “métodos naturales (implícitamente: de planificación familiar)”.

Nota del 11 de Febrero de 2006; da CIFER

adminwp

3 Comments

  1. Buenas tardes.

    Este mensaje es para comunicarles que parece que su sitio Web ha sido violado por piratas, porque cuando intenté conectarme usando la abreviatura CIFER, en la dirección URL http://www.cifer.info me salió el siguiente mensaje en el navegador:

    “Para proteger la seguridad de los usuarios, se mostrará este mensaje de advertencia con los resultados de búsqueda correspondientes a páginas que consideremos que se pueden haber pirateado o interceptado. Si un sitio se ha pirateado, eso suele significar que un tercero ha asumido el control del sitio sin permiso del propietario. Los hackers pueden modificar el contenido de una página, añadir enlaces nuevos a una página o añadir páginas nuevas a un sitio. Pueden tener la intención de suplantar la identidad (engañando a los usuarios para que compartan sus datos personales y la información de sus tarjetas de crédito) o de enviar spam (infringiendo las directrices de calidad del motor de búsqueda para mejorar la posición de las páginas)”. Espero que este aviso les sea de utilidad

  2. Este mensaje es para advertirles que cuando traté de ingresar a su sitio Web, me apareció un mensaje que dice “Este sitio puede haber sido modificado por terceros”. Espero que mi anuncio sea de utilidad para ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *